Seleccionar página

Hace poco, Karina Janet Padilla, Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, y colaboradora habitual en el blog de Shopify, me propuso escribir un artículo sobre el tema de los Adblock y cómo estos estaban afectando negativamente a muchos Ecommerce. He de reconocer que soy el primero que desconocía este tema, así que me pareció interesante dejar que Karina me ilustrase. Reproduzco a continuación su artículo.

Tanto el comercio electrónico como el tradicional, utilizan los medios de comunicación para poder acercarse al público potencial, ya sea para reforzar una campaña, para dar a conocer un nuevo producto, para potenciar las ventas o para llevar a cabo cualquier otro fin promocional.

La importancia de la publicidad online

Para cualquier negocio online anunciarse en los medios digitales es una forma efectiva de llegar al mercado, ya que la mayoría de la publicidad pagada en internet abarca las redes sociales más conocidas y páginas web en las que una imagen, gif o vídeo llama la atención de los usuarios. Actualmente, existen muchos programas y aplicaciones que bloquean cualquier tipo de publicidad en internet como solución al abuso que estos anuncios han hecho en ciertos sitios web. Por otro lado, estos bloqueadores eligen, mediante sofisticados algoritmos, quién puede ver este tipo de contenido sin distinción entre contenido intrusivo y contenido aceptable o no molesto. Además, el bloquear contenido publicitario causa que los esfuerzos de promoción de tiendas online y otros sitios web, no se vea reflejado en los usuarios que utilizan este tipo de herramientas, perdiendo su función de persuasión y visibilidad en internet, además de ocasionar pérdidas millonarias.

¿Qué es el AdBlock o bloqueador de anuncios?

AdBlock es una extensión para navegadores web que mediante código abierto realiza un minucioso filtro del contenido de la página, el cual bloquea y oculta todos los elementos publicitarios alojados en estas. El usuario puede elegir desde el panel de configuración, si desea desbloquear un sitio web y pasarlo a una lista blanca con los sitios permitidos, y una lista negra para no volverlos a ver más. AdBlock surge por el uso excesivo de la publicidad en medios digitales. Y es que la publicidad se ha vuelto tan intrusiva para algunos usuarios, que éstos comenzaron a usar esta extensión como solución al problema, pues al final son ellos los que deciden lo que quieren ver en los sitios que frecuentan. Y desde luego, los usuarios han quedado encantados con dicha aplicación, que con el paso del tiempo, ha crecido de manera extraordinaria y ya supera los 200 millones de usuarios.

Bloquear publicidad online

Como afecta un AdBlock al negocio

La publicidad online no sólo es esencial para un Ecommerce en su estrategia de marketing, sino que se ha convertido en una forma de obtener ingresos para muchas webs con cierto volumen de tráfico, y que deciden alquilar espacios para que otros sitios web puedan hacerse visibles. La ventaja de la publicidad online respecto a la publicidad convencional, es sobretodo el coste.

La segmentación es más selectiva, y esto quiere decir que puedes llegar al público objetivo de una manera más dirigida, además de que puedes conocer cifras reales de cuantas personas vieron tu mensaje y de esas, cuántas pincharon directamente en el enlace, lo cual es prácticamente imposible de conocer en la publicidad tradicional. Pero sobretodo, controlas el presupuesto de tu campaña, haciendo esto atractivo para cualquier tipo de negocio.

Qué soluciones adoptar ante los Adblock

  • No apostarlo todo a una sola estrategia. Tener una estrategia de marketing diversificada, ya sea con comunicación en diferentes redes sociales, email marketing, posicionamiento en buscadores (SEO/SEM) o escribiendo contenido de calidad para tu audiencia, disminuirá el impacto que podamos tener por el bloqueo de nuestros anuncios.
  • Solicitar directamente a AdBlock entrar en su lista blanca. Cualquier empresa puede hacer una solicitud para que el AdBlock les devuelva su libre derecho a anunciarse, demostrando que sus anuncios son “aceptables”. Sin embargo, sólo el 9,5% de las solicitudes son aceptadas.
  • Pagar para entrar en la lista blanca. Se comenta que algunas empresas importantes como Google y Amazon han pagado a Adblock para eliminar el bloqueo de sus anuncios de la herramienta. Si te lo puedes permitir, quizá sea la solución más rápida.
  • Unirse a las demandas de otros. Actualmente existen sitios web que se están uniendo para demandar a dicha aplicación por bloquear la actividad publicitaria de sus páginas, y muchas otras como Google, eliminando estas aplicaciones de la Play Store de Android.

Si bien es cierto que el porcentaje de usuarios que utiliza este programa para bloquear publicidad web es relativamente bajo, no hay que descartar que su uso se incremente en los próximos años. Incluso algunos operadores de telecomunicaciones han eliminado la App de su sitio de descargas, creando sus propios bloqueadores como medida de prevención. Además otro punto a resaltar es que los espacios publicitarios deben ser regulados, y catalogar qué tipo de publicidad no resulta invasiva para el usuario, además de una cantidad fija de espacios por sitio web. Por todo esto, al igual que está ocurriendo en la publicidad tradicional, es importante plantear un cambio en el enfoque de las campañas de publicidad online para que no resulte molesta, y que la creatividad contrarreste el efecto negativo que esta tiene.

Share This
Carmonego byn

¿Te interesa el Ecommerce?

Suscríbete para estar al día...

¡Gracias!