Seleccionar página

Nacimos para ser felices, no para ser perfectos

 

Mitad ingeniero y mitad comerciante, responsable, inquieto, autodidacta, librepensador y un convencido de que amar lo que haces, es la única forma de sentirse realmente satisfecho.

Por esta razón, en 2010 y después de 12 años trabajando en varias multinacionales tecnológicas, decidí dar un giro decisivo a mi carrera para dedicarme en cuerpo y alma al E-commerce. Todavía recuerdo lo difícil que fue dejar un empleo fijo y bien remunerado, pero aquí he encontrado mi sitio, entre la tecnología y el comercio, que ha sido también la ocupación de mi familia durante los últimos 20 años.

Convencido de que la vida es una búsqueda continua de tu verdad, lucho cada día por huir de lo mediocre y ser yo mismo, para tener una vida plena e interesante. Por eso quizás, mi frase de cabecera sea:

“Hay que tener valor para llevar la vida que uno quiere”.

Share This